DoctrinaCristiana.org

Inicio Biblioteca Busqueda NetLogo Nosotros Ofrendas

Arriba

Necesitamos su ayuda, clic aquí

Guía para la construcción de Paneles Solares

Visita nuestro nuevo sitio de la Iglesia Primitiva de Cristo

Clic aquí

Pueblo De Dios

Vea como Dios separa a su pueblo del resto del mundo y lo santifica.

Presentación en PowerPoint

Los discípulos de la iglesia primitiva
de Jesús el Cristo trastornaron al mundo;
los miembros de la iglesia del siglo XXI
están siendo trastornados por el mundo

Ojos Altivos
 

Referida en el lenguaje moderno como "soberbia", no se trata del orgullo de lo que uno es, sino del menosprecio de lo que es el otro, el no reconocer las cualidades de los semejantes.

Una de las consecuencias de la soberbia es que esta imposibilita la convivencia dentro de los ideales humanos.

Nuestros destinos como personas son enormemente semejantes: todos nacemos, todos somos conscientes de que vamos a morir, todos compartimos necesidades, frustraciones, proyectos y alegrías.

Que alguien se considere al margen de la humanidad, por encima de ella, que desprecie la humanidad de los demás, que niegue su vinculación con la humanidad de los otros, probablemente eso es lo malo de la soberbia. Porque, negar la humanidad de los demás es también negar la humanidad de cada uno de nosotros, es negar nuestra propia humanidad.

Si alguien trabaja por su excelencia para sobresalir y la arroja a la cara del otro, eso es soberbia. No es malo buscar la excelencia, todo lo contrario, pero si debemos ponerla “al servicio de” la comunidad a la cual pertenecemos.

¿Y cuál es la raíz de la soberbia? la soberbia nace cuando la persona desafía a DIOS no admitiendo su condición de criatura frente a ÉL y tratando de imponer su deseo frente a la divinidad de DIOS. La persona decide entre servir o no servir a ese DIOS y lo enfrenta cuando decide no ser su siervo.

También existe la soberbia racial. Hay pueblos o personas que miran por encima del hombro a otras colectividades, sin haberse molestado nunca en intentar comprenderlas. En comprender en qué se diferencian de ellos, en darse cuenta de que hay otras costumbres, otro tipo de juego social. Entonces se los considera inferiores y descartables.

Y también está la vanidad. Mientras que las personas orgullosas no dependen de otras y en eso precisamente consiste su orgullo; los vanidosos en cambio, necesitan de los demás. Requieren que los otros les alaben, cosa que el soberbio rechaza.

Por otra parte, está también la “falsa humildad”. Cuando alguien dice "yo no quiero nada para mí, todo lo quiero para otros". Mala señal. La gente que no quiere nada, me produce desconfianza.

Ser soberbio es básicamente el deseo de ponerse por encima de los demás. Es muy sano que una persona tenga una buena opinión de sí misma, lo enfermo es que no admita que nadie en ningún campo se le ponga por encima.

Y en verdad, en el ranking humano, todos ocupamos un cierto lugar. Habrá algunos más prestigiosos y otros menos. Pero los soberbios no le dejan lugar a otros, ni toleran que alguien piense que puede haber otro mejor que él. Además sufren la sensación de que se está haciendo poco en el mundo para reconocer su superioridad, y va con él ese aire de: "yo pertenezco a un estrato superior".

La soberbia es “desconsideración”. Es decir: "Primero yo, luego yo y luego también yo." En otras palabras: se trata de maltratar al otro al no tenerlo en cuenta. No importa tirarle el auto encima a un peatón que está cruzando con la luz amarilla, porque la prioridad para el soberbio es él mismo y sus necesidades. Otro ejemplo de este comportamiento son aquellos que deben dinero y difieren un pago sin importarles las necesidades del que les prestó. Quizá detrás de esto hay una escasa conciencia de lo que están haciendo por una auto-glorificación, piensan, creen y actúan desde un: "Yo soy mucho más importante que usted".

Pero, ¿cómo evitar caer en la soberbia? rezar para recibir las gracias necesarias y poder “ver la verdad” que: somos diferentes, pero ni más ni menos en dignidad como personas. SER REALISTAS.

Y en el otro extremo está también la humildad mal comprendida, que tampoco es real. En esa actitud no valoras ni siquiera la verdad de lo que eres, de los dones y talentos que tienes, lo que se puede transformar en una baja autoestima que no te ayude a estar bien con vos mismo y con los demás. Y es también una dificultad desde el punto de vista social, al no re-conocer tus dones y talentos, tampoco los puedes compartir con tus semejantes.

En síntesis, la soberbia tiene que ver con “prejuicios” mientras que como bien dice Teresa de Jesús: “La humildad es la atalaya de donde se ven todas las verdades”.
 

GRUPO DOCTRINA
CRISTIANA
INGRESOREGISTRO
RADIO MUNDO


Hay una nueva estación para el estudio de los evangelios en el mundo y es RADIO MUNDO. Transmitimos las 24 horas del día, 7 días a la semana, en 4 idiomas: Español, Ingles,  Portugués y Ruso.
 

Mas información ...

Escuela Teocrática


Las 77 cualidades de un buen Ministro explicadas en detalle. 
 

Mas información ...

Revista Despertad


No es una publicación de los Testigos de Jehová ni estamos asociados a esa secta.
 

Mas información ...

Biblioteca Cristiana


Estamos construyendo la biblioteca cristiana mas grande del mundo.
 

Mas información ...

Tu Nueva Vida


Este es el mejor momento para empezar una nueva vida.
 

Mas información ...

Consejos Cristianos


¿Donde y  como empezar tu nueva vida?
 

Mas información ...


Inicio ] Arriba ]
 

 


Si vuestro raciocinio no fuese mayor que el de los escribas y fariseos,
[falsos pastores y maestros],
no entrareis [jamás] en el reino de los cielos.
( Mateo 5:20 )
 

 



Powered by DAPROSE ( www.daprose.com )