top of page

Hebreos 6 y las Verdades clave

La “doctrina de Cristo”, Hebreos 6:1,2, es la enseñanza referente al Señor y también a sus enseñanzas. En los cuatro evangelios vemos esta doctrina, y también las otras seis enseñanzas básicas mencionadas en Hebreos 6:1,2. Son siete en total. Como se ven en la estrella de David (diagrama inferior). La doctrina de Cristo es el centro de la doctrina de la cual se extienden las otras seis.

 

“Arrepentimiento de obras muertas”, “fe en Dios”, “bautismos”, “imposición de manos”, “resurrección” y “juicio eterno”, son las Verdades “leche”, (He. 5:12). La epístola a los Hebreos nos exhorta a ir a la perfección (pleno crecimiento). En todo esto coopera con el Espíritu de Dios para este propósito. El propósito de Pablo era constantemente “presentar a todo hombre perfecto en Cristo Jesús”. ¿Cómo se efectúa esto en la epístola a los Hebreos?

 

Como es a menudo típico de la introducción, notemos que de los libros del Nuevo Testamento la epístola a los Hebreos comienza con la preeminencia de Cristo (He. 1,2), luego encontramos los siguientes siete temas expuestos.

 

1. Las Verdades del tabernáculo o la casa de Dios. Hebreos 3:1-6.

 

2. Las Verdades del Reposo. Hebreos 3:7 a Hebreos 4.

 

3. Las Verdades Vencedoras. (Crecimiento). Hebreos 5 y 6.

 

4. Las Verdades del Calvario. (Melquisedec, el pacto, la sangre, etc.). Hebreos 7-10.

 

5. Las Verdades del Dominio de la fe. Hebreos 11.

 

6. Las Verdades de la Salvación tripartita. Hebreos 11:40 (la justificación, “lo mejor”) hasta el capítulo 12:17 (al seguir “la santidad” o “la santificación”, viene después el tiempo de la recompensa de la gloria final, v. 17).

 

7. Las Verdades Dispensacionales se ven en Hebreos 12:18-29. Tanto la era de la ley como la era de la gracia se contrastan y las Verdades del tiempo del fin se muestran.

 

Entonces Hebreos 13 concluye todas éstas, al darles su aplicación práctica.

 

Estas Verdades Clave de la gracia tienen el propósito de sacar a los creyentes del legalismo. (Hechos. 21:20). Las necesitamos, pues hay muchas clases sutiles de legalismo.

 

Observemos como en forma natural los principios de la dieta de leche fluyen hacia la dieta de carne. Las siete Verdades de madurez son la “carne”.

 

 

Hay cincuenta capítulos que nos hablan del tabernáculo, en contraste con tres capítulos que tratan de la creación. ¿Por qué? El tabernáculo representa el cuerpo de Cristo, la Iglesia establecida en el Orden Divino. Lo cual sirve para clarificar muchas otras verdades.

 

  1. Si por completo aceptamos “la doctrina de Cristo”, con Cristo como la cabeza, la doctrina lógica es el cuerpo de Cristo, la Iglesia.

 

El libro de los Hechos no está antes de los cuatro evangelios, sino viceversa. De aquí, que las Verdades del tabernáculo fluyen de la primera verdad fundamental de Hebreos 6.

2. ¿Cuál verdad fluirá en forma lógica del “arrepentimiento de obras muertas”? La Verdad del Reposo  entierra nuestro esfuerzo propio en su fortaleza.

 

3. ¿Cuál verdad fluye en forma natural de la fe? I Juan 5:4 nos da la respuesta: Las Verdades Vencedoras.

 

4. ¿Cuál verdad fluye en forma lógica del bautismo tripartito? Las Verdades del Calvario. ¿Por qué? Los bautismos son las puertas para entrar a las riquezas del calvario. El bautismo y el calvario nos unen, identifican y retan.

 

5. ¿Por qué la doctrina de imposición de manos guía en forma natural a las Verdades del Dominio? El análisis escritural del primero revela dos propósitos: autoridad y habilidad. Ambas significan “poder”. El dominio es “poder con fuerza”.

 

6. La enseñanza de la resurrección pone una base para las Verdades de la Salvación tripartita. Pues la resurrección de Cristo, tiempo pasado, garantiza nuestra justificación. (Ro. 4:25). En el presente su vida resucitada como sumo sacerdote es seguridad para nuestra santificación. (Ro. 11:16; He. 7:25,26). Su resurrección física nos garantiza nuestra glorificación. (I Co. 15:20). La vida eterna que ha entrado en nuestro espíritu, está en el presente creciendo en el alma, y finalmente será en nuestro cuerpo.

 

7. La doctrina del juicio eterno.                                                          “Dispensaciones”.
 
  a. El estándar de Dios.                                                                        Pactos. (Sus estándares se revelan en los pactos
     (Su ley y modelos personificados en    Cristo). 
 
   b. “Los días establecidos” de los juicios de Dios.                           Dispensaciones de tiempo. (Jn. 12:31; Mt. 25:32; Hch. 17:31)
    Los primeros son las puertas para el último. 
 
   c. Juicios multiformes de Dios                                                           Las Verdades del tiempo del fin. (I Co. 10:11).
     La primera doctrina nos prepara para los tiempos del fin.                     
   d. Recompensas (mal y bien).                                                            Infierno y cielo.

 

 

 Las recompensas finales culminan en el infierno o en el cielo.

 

Lo cual fluye en forma natural hacia la séptima Verdad Clave, las Verdades Dispensacionales, o el calendario de Dios y nuestro lugar en él. JesuCristo viene pronto. ¿Cuáles son estas Verdades?

 

       i. Los pactos de Dios. El primero fue hecho antes de la caída del hombre, en el Edén (Gn. 1:28-30), luego está el que Dios hizo con Adán            (Gn. 3:15), con Noé (Gn. 9:1), con Abraham (Gn. 15:18; 17:22), con Israel (en el Sinaí Ex. 19:25 y en el Jordán, Dt. 30:3), con David 2° S.               7:17; y el nuevo pacto con el Israel espiritual (la Iglesia) y con el Israel restaurado (He. 8:8).

       ii. Están los periodos de tiempo comúnmente llamados “dispensaciones” o eras. Algunos las dividen en las eras de la Inocencia,                        Conciencia, Gobierno humano, Promesa, Ley, Gracia y el Milenio.

          Una manera más sencilla es verlas como las cuatro teocracias divinas (el reino de Dios). Éstas son:

  1.     La teocracia de los primeros padres, desde Adán, pasando por Abraham, hasta Moisés.

  2.     La guía de Israel bajo Jehová, comenzando en el mar Rojo.

  3.     La verdadera Iglesia en esta era presente, inicia en el calvario y termina en la consumación de los tiempos de los gentiles.

  4.     Los últimos mil años.

 

 

        Estas respectivamente reflejan la gloria de Dios. Así como el año tiene cuatro estaciones de gloria, cada una diferente, miramos                        también cómo Dios tiene cuatro manifestaciones de su gloria:

  1. La Gloria de su Nombre (o lo que Dios hace).
  2. La Gloria de su Palabra (o lo que Dios tiene).
  3. La Gloria de su Vida (o lo que Dios es en nosotros).
  4. La Gloria de su Presencia (o lo que Dios es con nosotros).

 

 

Todo esto fluirá hacia un gran esplendor en JesuCristo (Ef. 1:10) y después, hacia las “edades de los siglos de los siglos” por la eternidad. ¡Cristo es la Verdad personificada! Todas estas gloriosas verdades.

 

       iii. La verdad del tiempo del fin. Apocalipsis es importante aquí como libro. Apocalipsis 1:1 es la clave. Lo primordial no es la “revelación             de los eventos sino quién los hace, es decir, Cristo”. Por consiguiente el Señor puede mostrarnos el programa de los sucesos.                          Muchos ven la resurrección en la pretribulación. Algunos más miran una resurrección a la mitad de la tribulación. Todos ven, en el final            de Apocalipsis 19, la victoria de Cristo y sus ejércitos celestiales y el comienzo de una nueva era.

           En lugar de dividir al cuerpo de Cristo y estar contendiendo unos contra otros por tales temas, sería mejor, en humildad, examinar                   que hay tres clases de versículos que sustentan estos tres aspectos.

 

           Su primera venida fue triple. ¿Por qué sería extraño que su segunda venida no sea igual? Cristo vino en forma secreta a los pocos f                 fieles que le esperaban, como la promesa del hijo nacido de una virgen. Luego vino en forma abierta en un tiempo de juicio de la                   casa de Dios. (Mal. 3:1,2; Jn. 2). Después entró en Jerusalén en forma pública, como rey montado en un pollino. (Zac. 9:9; Mt. 21).

 

         La profecía de Daniel que predice la fecha exacta de la segunda venida, también muestra un periodo distinto de siete años (Dn. 9:27),             que tiene la misma estructura, es decir, principio, mitad y final. Pues unos ven que “el juicio debe comenzar por la casa de Dios”. I P.               4:17. (Lo cual ocurre en la primera mitad de los siete años), después los malos serán juzgados ( durante la segunda mitad de los siete               años, es decir, la gran tribulación). “Que si nos examinásemos a nosotros mismos, cierto no seríamos juzgados”. I Co. 11:31. La mayoría           de “la casa de Dios” no se juzga a sí misma, pero los que se juzgan a sí mismos para no ser juzgados, no estarán en la tribulación.                   Muchos versículos son condicionales y se relacionan con esta primera fase de la resurrección.  (Lc. 21:36; Fil. 3:11).

 

         En los cuadros del tiempo del fin, miramos cuatro grupos básicos: la casa de Dios y los malos, luego Israel y el mundo. Daniel vio al                 anticristo que quebrantaría su pacto con Israel a la mitad de la semana (siete años). Entonces Israel (una tercera parte sobrevive) se                 ocultará en el valle de Acor durante la segunda mitad de la semana, mientras la ira de Dios se derrama sobre los que rechazaron a                   Cristo, lo cual culminará con la venida de Cristo, no en un pollino, sino montado en un caballo blanco para establecer el Milenio de                 paz.

 

         iv. Finalmente, está la doctrina del infierno y del cielo, y las recompensas finales para los fieles. El Señor Jesús hace mención más del                  infierno que todos los escritores bíblicos. “En la casa de mi Padre (cielo) muchas moradas hay... voy, pues, a preparar lugar (la nueva               Jerusalén) para vosotros”. Jn. 14:2.

 

 

“Verdades leche” Hebreos 6                                      “Verdades carne”
  1. La doctrina de Cristo.                               Las Verdades del tabernáculo
  2. Arrepentimiento de obras muerta.           Las Verdades del Reposo.
  3. Fe en Dios                                                Las Verdades Vencedoras.
  4. Bautismos                                                 Las Verdades del Calvario.
  5. Imposición de manos.                               Las Verdades del Dominio.
  6. La resurrección                                          Las Verdades de la Salvación tripartita.
  7. El juicio eterno.                                         Las Verdades Dispensacionales.

Vision

This is a Paragraph. Click on "Edit Text" or double click on the text box to start editing the content and make sure to add any relevant details or information that you want to share with your visitors.

bottom of page